Plaza de Carvajal

     Bajando la calle del Arroyo de Santa María (Prior Monteagudo), a nuestra izquierda se abre una calle en cuesta por la que subiremos a continuación. Antes, nos volveremos para disfrutar de la vista completa de la calle que acabamos de recorrer.

     Ahora subiremos por la llamada Cuesta de Carvajal hacia la plaza del mismo nombre.

En la foto anterior se ve también la torre de la Iglesia de Santo Domingo, que visitaremos más adelante.

     A nuestra derecha, en el mismo recodo de la calle, encontramos un lienzo de muralla con lo que queda de la antigua puerta de los Zapateros.

     Aquí se ven con más detalle los restos de un arco.

     Acabando de subir la cuesta llegamos a la bonita y tranquila Plaza de Carvajal.

     Aquí se ve con más detalle una de las portadas de la plaza.

_MG_2499_1c

     Enfrente se sitúa el antiguo Palacio de los Carvajales, cuya entrada aparece a continuación.

_MG_2497_1c

Resulta llamativo el detalle de que en el empedrado de bolos del suelo delante de la puerta está hecho el escudo de la familia, como se puede apreciar en el que existe encima de la puerta.

     Esta plaza se sitúa en una antigua zona judía, como atestigua la portada mudéjar procedente de ella que se guarda en el Museo Arqueológico. En la esquina de la plaza se ha rehabilitado recientemente una casa judía, conocida como Sinagoga de Salomón.

     Si entramos por el callejón de la esquina podremos ver la rehabilitación de la Colegiata de Santa María por su parte trasera.

     Sobre la ventana aparece el escudo del Canónigo Pedro de Becerra, quien mandó construir la capilla que lleva el nombre de su familia en el interior de la iglesia.

_MG_2596_1c

     Si siguiéramos hacia arriba por el callejón que bordea la iglesia nos encontraríamos de frente con la puerta del antiguo cementerio de las monjas del Palacio del Marqués de Mancera.

_MG_2500_1c

     Pero en lugar de eso, giraremos sobre nuestros pasos para observar esta pequeña plazoleta desde el rincón contrario, hacia la calle por la que hemos llegado y por la que volveremos a salir para seguir la visita, bajando de nuevo la Cuesta de Carvajal hasta el Arroyo de Santa María.

Anuncios