Puerta de Granada

     Volviendo desde la Muralla Sur seguiremos por la calle Cotrina recorriendo la ronda que circunvala Úbeda por el sur.

     En esta toma vemos la iglesia de San Lorenzo, que luego visitaremos, y en la que se aprecia la restauración que se le ha realizado, quitando los restos de la hiedra que existía en la espadaña y arreglando el tejado. Esta zona, como la de la Muralla Sur, cuenta con mucha vegetación que la hace muy agradable para pasear.

_MG_1478_1 custom

     Siguiendo el camino llegamos a la Puerta de Granada, llamada así porque era la salida de Úbeda hacia el antiguo camino real de Granada, y se dice que por ella pasó Isabel la Católica hacia Granada, después de pernoctar en Úbeda.

   En el muro se aprecia cómo hay un arco cegado con una fuente en forma de abrevadero delante. En el rincón, entre los cipreses, se abre una puerta más pequeña.

     A continuación, una vista de la puerta desde el interior de la ciudad.

     A este rincón va a parar la calle Afán de Rivera, procedente de la parte alta del Arroyo de Santa María. Esta calle, como otras muchas del casco antiguo, tiene dos características: la primera es su estrechez, y la segunda es su curiosa forma curvada, llamada “de ballesta”, muy habitual en las ciudades medievales, y cuyo fin era defenderse de posibles ataques, puesto que los enemigos no podían ver desde la entrada de la calle lo que había al final de ella. Esta forma se aprecia perfectamente en la siguiente foto.

     Si volvemoa a cruzar la puerta, podremos observar el abrevadero que hay anexo al muro, y en el que cae el agua procedente de las entrañas de la ciudad.

     Aquí tenemos una perspectiva del muro en la que se aprecia al fondo la cuesta que subiremos después para llegar a la Plaza de San Lorenzo.

Pero antes de subir la cuesta, seguiremos la ronda hacia abajo, para dar una vuelta por la antigua barbacana defensiva.

Anuncios