Arco de Santa Lucía

     Si desde la Plaza de Santa Lucía bajamos ahora la cuesta que va hacia el norte nos encontraremos con el Arco de Santa Lucía, una de las puertas que quedan de la antigua muralla. También se le llama Puerta mudéjar de Quesada, y en ella empieza el lienzo de la Muralla que separaba la ciudad de los arrabales de San Millán, cuyos tejados se aprecian a la derecha del Arco.

     En esta otra toma se ve el detalle del Arco con la cúpula de la iglesia de San Juan de la Cruz al fondo.

     En la siguiente foto podemos apreciar el arco por el otro lado, desde el comienzo de la ronda de la muralla que visitaremos a continuación.

_MG_1446_1 (2)

Muralla de San Millán

     Esta muralla de la parte oriental de Úbeda es árabe, y separaba la ciudad antigua de los arrabales que se crearon más tarde.

Tiene varias torres, y su conservación es bastante aceptable, siendo rehabilitada frecuentemente. Hace unos años se arregló el paseo de ronda y se habilitó para el tráfico rodado, por lo que es una de las entradas actuales al casco antiguo, sobre todo si se viene desde el este de España (Albacete, Valencia, etc…).

     A continuación aparece el primer tramo de la muralla, con el Arco de Santa Lucía al fondo, en una toma nocturna.

_MG_1451_1 copia (2)

     Aquí podemos ver oto tramo de muralla, con la cúpula del Oratorio de San Juan de la Cruz detrás.

_MG_1440_1 copia (2)

     Anexa a la muralla hay una zona ajardinada que es ideal para pasear, en especial al anochecer de la primavera y el verano, cuando su vegetación luce en todo su esplendor. Además, tiene unas magníficas vistas del Valle del Guadalquivir y de la Sierra de Cazorla.

_MG_1441_1 copia (2)

     En la siguiente foto se aprecia la ronda, y el Arco de Santa Lucía al fondo, con las últimas luces del día sobre el Valle del Guadalquivir.

_MG_1455_1 (2)

     Desde la ronda se ve la cúpula y la parte trasera del Oratorio de San Juan de la Cruz, y el llamado Huerto del Carmen.

     Aquí tenemos una visión más cercana del Huerto del Carmen, la alberca que recibe el agua que mana de una galería que se interna en la ciudad intramuros. Esta galería está cerrada con una verja.

Se dice que esta galería da entrada a una red de pasadizos que unen palacios y conventos.

     Aquí se ve con más detalle la cúpula al atardecer.

_MG_1439_1 (2)

     En esta otra foto tenemos la misma imagen, pero en una toma nocturna.

_MG_1453_1 copia (2)

     Y aquí se ve cómo asoma la punta de la cúpula entre la vegetación del parque anexo.

_MG_1458_1 (2)

     A continuación, otra vista del Oratorio de San Juan de la Cruz, esta vez desde la parte norte.

     En la siguiente toma vemos el último tramo de muralla.

     Aquí tenemos la entrada al paseo antes citado, que se encuentra al final de este tramo de muralla, en la parte norte, ya junto a la otra puerta que lo delimita, la del Losal.

Barrio de San Millán

     Desde la ronda de la muralla se puede ver el Barrio de San Millán, los antiguos arrabales de la ciudad por el Este. En la foto se puede apreciar el desnivel del terreno.

     En la siguiente toma se ve la Cuesta de la Merced, famosa por la subida que realiza la Virgen de la Soledad en la Semana Santa ubetense.

Arco del Losal

     El final de este tramo de muralla está delimitado por otra de las puertas que quedan en pie, el Arco del Losal. Está construido en estilo mudéjar, de ahí su forma de herradura.

     En su parte interior destaca una capilla con la imagen de la Virgen de la Soledad, como se aprecia en la siguiente foto.

Cuesta del Losal

Cuesta del Losal (plano)

     Después de pasar por el Arco del Losal, subiremos la calle del mismo nombre. En la misma cuesta podemos observar una casa antigua.

SONY DSC

Se trata de una casa solariega, de las muchas que hay en esta zona, que destaca por su ventana con los escudos de armas de sus fundadores.

SONY DSC

     En esta toma se ve la fachada de forma lateral, y en ella se observa la reja del balcón con la muralla detrás.

SONY DSC

     A nuestra izquierda se abre una calle que va hacia el Convento de San Juan de la Cruz, que aparece al fondo.

SONY DSC

En esta calle también se aprecia perfectamente la forma curvada o “de ballesta” que ya hemos visto en otras calles del casco antiguo.

     Después de esta bifurcación, la calle se nivela, y podemos encontrar ahora a nuestra derecha la fachada de la Casa del Obispo Canastero.

SONY DSC

Es un edificio del siglo XVI, y tiene algunos elementos de este periodo, como los azulejos vidriados que aparecen también el El Salvador o en el Hospital de Santiago, así como la galería que ya hemos visto en los palacios del Marqués de Mancera o en el de Vela de los Cobos. Pero lo que más llama la atención en su fachada son los casetones de yeso que le dan un aspecto almohadillado.

     El relieve muestra un escudo entre dos tenantes, y todo cubierto por un manto que sujeta un esclavo.

SONY DSC

     Por cualquier rendija u ojo de cerradura que quede en alguna puerta antigua podemos descubrir las auténticas maravillas que guardan muchas de estas casas en sus patios interiores.

SONY DSC

     Si continuamos la calle hasta su final, llegaremos a un punto desde el que podremos llegar a la Plaza de Andalucía por dos caminos distintos, que se explican a continuación.