Palacio de Torrente

Palacio de Torrente (plano)

     Desde la Calle de la Cuesta del Losal giramos a la derecha y subimos por la Calle Montiel hacia el extramuro.

SONY DSC

En la foto se ve al fondo el instituto que ocupa el solar del antiguo Convento de San Andrés. Esta calle cuenta con un palacio de estilo plateresco llamado Palacio de Torrente.

SONY DSC

     En la siguiente foto se ve la parte superior de la portada, en la que aparece una doble ventana, y en el centro, la figura de un “salvaje” o tenante, que sostiene un escudo sin heráldica. A ambos lados hay unos medallones con las figuras de la Caridad y la Virtud.

SONY DSC

     A continuación, se ve el detalle del “salvaje”.

SONY DSC

     Esta portada está enmarcada por unas columnas góticas profusamente decoradas, como se puede apreciar en el detalle de la siguiente foto.

SONY DSC

     En la siguiente toma aparece la portada desde el ángulo contrario, en la que se aprecia la abundante decoración de las columnas y ventanas.

SONY DSC

     Podemos seguir ahora la calle hacia la Plaza de Santa Teresa, donde se encuentra el Convento de la Concepción, que ya se ve al fondo.

SONY DSC

     Pero antes de llegar al final de la calle, vamos a continuar nuestra ruta por la callejuela que se abre a nuestra izquierda,

SONY DSC

Calle de Hernán Crespo

Calle Hernán Crespo (plano)

     Girando desde la calle Montiel, vamos a recorrer ahora unas callejuelas estrechas, cuyas casas son todas muy antiguas. Al principio de la calle ya nos topamos con una de ellas.

_MG_1479_1 custom

Aquí tenemos el detalle del dintel.

_MG_1480_1 custom

     Entre todas las casas de esta calle destacan dos por su bella portada. La primera tiene emblemas religiosos.

SONY DSC

     La segunda perteneció al hidalgo que da nombre a la calle.

SONY DSC

     En la siguiente foto se ve la decoración de la fachada, con los escudos de la familia.

SONY DSC

     Si seguimos la calle hacia adelante hasta el final llegaremos a otra, llamada Ginés Gómez, que también cuenta con varias casas señoriales como la que aparece a continuación.

SONY DSC

    Si miramos ahora la calle Ginés Gómez desde abajo, veremos que al fondo existe otra fachada, en el rincón, y que cierra la calle por arriba.

SONY DSC

Palacio de los Porceles

Palacio de los Porceles (plano)

     Bajando la calle Ginés Gómez hasta el final, debemos girar a nuestra derecha por la nueva callejuela, y volver a girar a la derecha al final de ésta, para poder subir por la calle Las Parras hasta encontrar el Palacio de los Porceles.

SONY DSC

Como se ve en la foto, el edificio está retranqueado formando una pequeña plazoleta (siempre llena de coches), que le permite lucir su fachada sin las estrecheces de la calle.

     Este palacio del siglo XVI presenta la típica portada de las casonas renacentistas, con sus columnas y su balcón, enmarcado por dos figuras que sostenían unos escudos cuya señal se adivina a ambos lados.

SONY DSC

Palacio de Don Luis de la Cueva

Palacio de Luis de la Cuieva (plano)

     Si después de visitar el Palacio de los Porceles seguimos subiendo la calle Las Parras hasta el final, nos encontraremos con una calle que sigue la línea de la muralla por su cara interna. Llegados a este punto podemos hacer dos cosas: la primera, girar a la izquierda y salir por el arco que se abre algo más arriba en la muralla, en dirección a la calle Corredera de San Fernando. La segunda opción es bajar hacia la derecha hasta la plaza Josefa Manuel, donde veremos el Palacio de Don Luis de la Cueva.

_MG_1482_1 custom

     Este palacio data del siglo XV, y tiene una sobria fachada con una puerta de influencia castellana.

SONY DSC

     El palacio cuenta con un patio interior de estilo mudéjar. Actualmente se dedica a dependencias municipales.

Plaza de Santa Teresa

Pza de Sta Teresa (plano)

     Después de ver el Palacio de Don Luis de la Cueva vamos a bajar la calle hasta llegar a otra plaza, llamada de Santa Teresa. en la cual nos encontraremos de frente con la fachada del Convento de la Concepción de las Carmelitas Descalzas.

SONY DSC

Es éste un convento de clausura en el que las monjas, como ocurre en el Monasterio de Santa Clara, producen y venden deliciosos dulces. La fachada tiene el estilo típico “carmelitano”, y cuenta con los escudos de la Orden.

     En la siguiente toma se ve la portada de la iglesia, que tiene una hornacina con la imagen de la Virgen María, además de los escudos antes citados.

SONY DSC

     Este convento incluye un claustro y un museo, además de la iglesia, que es una auténtica preciosidad, aunque sólo está abierta en contadas ocasiones.

     Si nos desplazamos al rincón contrario de la plaza, donde desemboca la calle Montiel, podremos ver que en esta parte de la ciudad la muralla ha sido sustituida o incorporada a una hilera de edificios, como se aprecia en la foto siguiente.

SONY DSC

Es curioso que el nombre de la calle por la que hemos bajado es el de calle Ventanas, debido a los huecos que con el tiempo se fueron realizando en la muralla para dar espacio a las casas que se construían anexas a ella.

     También se ve en la foto anterior que se abre un hueco por el que pasaremos para salir a la ciudad extramuros. En este lugar existió el llamado Arco de la Coronada, junto a un torreón que ha desaparecido totalmente.

Corredera de San Fernando

Corredera de San Fernando (plano)

     Si salimos de la Plaza de Santa Teresa por el hueco de la muralla y miramos a la derecha veremos la cuesta que forma la Calle Cruz de Hierro, que sigue la línea de la muralla hacia el barrio de San Millán.

SONY DSC

Al fondo de la foto se aprecian las montañas de la Sierra de Segura. Si miramos al frente nos encontraremos con la Cruz de Hierro que da nombre a la calle.

SONY DSC

     A partir de este punto podemos llegar hasta la Plaza de Andalucía por dos itinerarios: uno de ellos está especificado en la ruta K2, a través de la Calle de San Nicolás, pero nosotros vamos a seguir subiendo la calle Corredera de San Fernando, que va paralela a la muralla.

SONY DSC

     Si miramos hacia abajo podremos observar la línea de edificios adosados a la muralla, con el hueco por el que hemos venido desde la Plaza de Santa Teresa.

SONY DSC

     También, a nuestra izquierda, vemos el edificio del Mercado de Abastos, que ocupa el solar del antiguo Convento de la Coronada.

SONY DSC

     Subiendo la calle nos encontramos con un edificio llamado Casa de la Tercia, del siglo XVII, cuyo nombre se debe a que aquí se recaudaba la tercera parte del impuesto eclesiástico. Actualmente acoge el Museo del Aceite.

SONY DSC

Aquí se ve mejor su fachada.

SONY DSC

     Junto a ella se abre una plazoleta donde se ve un fragmento de muralla con un arco, que era una de las antiguas puertas de la ciudad, y junto a él, la Torre Octogonal.

SONY DSC

Es una torre albarrana, es decir, exenta de la muralla, a la que estaba unida con un arco. Es del siglo XIII a XV. y conserva sus matacanes originales.

     En la siguiente foto vemos el paño de muralla junto al arco.

SONY DSC

     Y a continuación, el detalle de una ventana y un farol pertenecientes al lateral de la Casa de la Tercia.

SONY DSC