Nuestra Señora de la Soledad

     La Virgen de la Soledad es una de las procesiones más emblemáticas no sólo del Viernes Santo ubetense, sino de toda la Semana Santa, pues es tal vez la que más gente atrae para ver su famosa subida de la Cuesta de San Millán, en la que los costaleros la llevan hacia arriba con una velocidad impactante. Esta gran popularidad se puede ver en las fotos siguientes:

SONY DSC

SONY DSC

     El paso procesional de la Virgen consta de dos figuras, la de la propia Virgen, y la de María Magdalena. Ambas imágenes son obra de Amadeo Ruiz Olmos.

     Tras subir la Cuesta de San Millán, la ruta sigue por la estrecha Calle Montiel.

SONY DSC

     En la próxima toma se ve con más detalle el conjunto de las dos imágenes.

SONY DSC

     Aquí se ve una de las tulipas que portan los penitentes de esta cofradía.

SONY DSC

     Al final de la Calle Montiel, llegamos a la Plaza 1º de Mayo, donde se realiza una pequeña ceremonia en la que cantan a la Virgen.

SONY DSC

     En esta foto se puede apreciar la tristeza de la Virgen por la muerte de su hijo, potenciada por la luz del crepúsculo.

SONY DSC

     Y aquí se ve a la imagen con la Iglesia del Salvador detrás.

SONY DSC

     El recorrido de esta cofradía se integra, ya cuando ha anochecido, en la Procesión General, en la cual hay representación de todas las cofradías que han salido a la calle durante la Semana Santa. En este trayecto se pasa por la Carrera oficial, sita en la Plaza de Andalucía.

09

En esta toma también se observa el trono, obra de la Orfebrería Lucentina.

     A continuación, podremos ver las imágenes resaltadas sobre el fondo nocturno.

10

Anuncios